“¿TE ATREVES…?”

"¿TE ATREVES…?"

Te invitamos a integrarte al proceso de discernimiento,asistiendo a nuestras "Convivencias Vocacionales"

LUGAR:

Seminario San José de la Montaña,  1ª. Calle Poniente y 65 Avenida Norte # 3412,San Salvador,tel. 2223-6690,fax 2223-5335

Comunícate con nosotros:

Seminaristas de Pastoral Vocacional Arquidiocesana
Tel. 2223-6690 y 2272-6333
Pbro. Joaquín Alvarez
Asesor,San Salvador
Tel. 2272-6333
Pbro. Guadalupe Aguilar
Cuscatlán
2372-0333

ORACIÓN PARA LAS VOCACIONES

ORACION PARA LAS VOCACIONES

Oh Jesús,Pastor Eterno de las almas,dígnate mirar con ojos de misericordia a esta porción de tu
grey amada. Señor gemimos en
la orfandad,danos vocaciones,
danos sacerdotes santos te lo
pedimos por la inmaculada
Virgen María,tu dulce y Santa
Madre. Oh Jesús danos sacerdotes
Según tu corazón.
Amén.

DESAFÍOS DE LA CULTURA URBANA PARA LA PASTORAL VOCACIONAL

DESAFÍOS DE LA CULTURA URBANA PARA LA PASTORAL VOCACIONAL

Mons. Miguel Ángel Morán Aquino
Responsable de Pastoral Vocacional

Introducción

La II Conferencia del Episcopado Latinoamericano en el documento de Medellín,invitaba a los pastoralistas a "auscultar atentamente las actitudes de los jóvenes que son manifestaciones de los signos de los tiempos: la juventud anuncia valores que renuevan las diversas épocas de la historia" (Medellín,Juventud,13).

En Puebla hubo una doble opción preferencial: por los pobres y los jóvenes (Puebla,1134-1205) como sujetos de la Evangelización en el continente; pero la opción por los pobres,por su actualidad y por las discusiones que suscitó,hizo que la opción por los jóvenes pasara a un segundo plano. Tanto que en Santo Domingo,después de presentar las características de la juventud con sus rasgos negativos y positivos,se reconoce que con frecuencia de quedó en el plano afectivo sin aterrizar a lo efectivo (Santo Domingo,114); por ello se pide que haya "acompañamiento y apoyo real con un diálogo mutuo entre jóvenes,pastores y comunidades".

La realidad de la juventud actual y la nueva situación,que se ha presentado con el neo-liberalismo y la post-modernidad,constituyen para el sacerdote nuevos desafíos para su misión a los que debe dar una respuesta. El capital humano de nuestro Continente de la Esperanza aún es joven y "nos compromete a dar una respuesta gozosa y misionera desde la riqueza de la Buena Nueva,a quienes buscan a tientas satisfacer su sed de sentido,de humanidad,de felicidad y de trascendencia" (Documento de Participación: "Hacia la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe",32).

Se ha dicho que el joven post-moderno es narcisista,es decir,no escucha a nadie sólo escucha sus deseos,sus gustos… ¿realmente los jóvenes son indiferentes frente a lo social,político,religioso,etc.?

1. El desafío de la cultura urbana – postmoderna

Los jóvenes son sensibles a los cambios e influyen en gran medida en su modo de pensar,sentir,percibir y actuar.
Es evidente la diferencia entre un joven de la ciudad y uno del campo. En la ciudad la vida es más compleja. La mayoría de las vocaciones sacerdotales y religiosas surgen del medio rural.

1.1. ¿Qué entendemos por cultura?

Es la manera como un grupo de personas vive,piensa,siente,se organiza,celebra y comparte la vida.

En toda cultura hay a la base un sistema de valores,de significados,de cosmovisiones que se expresan al exterior en el lenguaje,los gestos,los símbolos,los ritos y los estilos de vida. La cultura abarca toda la vida de las personas y de los grupos. Engloba diferentes dimensiones: el trabajo,la diversión,la relación con Dios y la naturaleza,la búsqueda del desarrollo,la relación entre las personas.

El Papa Pablo VI señaló que "la ruptura entre el Evangelio y la cultura es,sin duda alguna,el drama de nuestro tiempo" (Evangelii Nuntiandi,20); y el Papa Juan Pablo II presentó la inculturación como uno de los aspectos fundamentales de la acción evangelizadora de la Iglesia (Redemptoris Missio,52).

1.2. La cultura urbana

La cultura urbana no puede entenderse independientemente de la modernidad que tiene como hechos sociales básicos la industrialización y la urbanización y de sus consecuencias religiosas: la secularización y la desacralización. El sujeto decide lo que es bueno y lo que es malo. Surgen ciertos mitos,entre ellos: el mito del "progreso infinito" como si lo más importante para el hombre fuera el progreso económico y científico. El mito del "Estado" con diferentes matices: napoleónico,totalitario,nazi,fascista,marxista,liberal,etc.
La cultura anterior se sustituye por lo que ofrece la razón,el saber,la tecnología,la ciencia,la democracia y el desarrollo. El nuevo modelo que mueve a la modernidad es el capitalismo.  Pero la modernidad no dio respuesta a todos los anhelos,no resolvió los problemas del hombre y fue sustituida por el relativismo,el subjetivismo y el irracionalismo.

El relativismo que considera que todo es válido. Algo es bueno si me gusta y me da placer. Es el fruto de la crisis de las ideologías. Antes el joven,al menos encontraba ciertas visiones totalizantes. Hoy esas visiones (socialista,democrática,liberal,etc.) han entrado en crisis. Las crisis de las ideologías trae como consecuencia un excesivo relativismo,cada cual puede pensar lo que quiera,organizar su vida como quiera. Desafortunadamente,el joven va a encontrarse con los fundamentalismos fanáticos,cerrados.

Todas las condiciones eran propicias para que surgiera el individualismo,el escepticismo y una religiosidad intimista volcada a la satisfacción de los gustos personales e impulsos emocionales (Empresas religiosas). A esto se e llama post-modernidad o anti-modernidad o re-modernidad.

Los jóvenes se encuentran así en una sociedad secularizada,donde ya lo religioso no impone las leyes a los demás sectores (político,económico,social,cultural,científico,etc.).

1.2.1. El utilitarismo

Se considera ético lo que es útil; se busca el máximo rendimiento con el mínimo de costos. El sentido de la vida pasa a un segundo plano. Se pierden los vínculos familiares,la identidad cultural y se cae en el anonimato. El individuo es absorbido por el grupo.

1.2.2. El consumismo

La sociedad postmoderna tiende a producir cosas en abundancia  y esta producción exige consumo; el consumo a su vez exigen producción…y así sucesivamente. La persona se convierte en un esclavo de la producción. Pero para atraer a los consumidores se "bombardean" los sentidos y los sentimientos con la propaganda; al no tener los medios para satisfacer las necesidades creadas cae en depresión o delinque para poseer lo que desea.

2. Características de la cultura postmodern

· Inmediatismo (compromisos a corto plazo)
· Un joven fragmentado
· Sin un proyecto de vida
· Individualismo
· Ambiente erotizado

2.1.Rasgos de la sub-cultura juvenil

Maneras de pensar: Culto a la persona; dificultad para el raciocinio lógico; entienden más los signos que las palabras abstractas (Lo sustituye por un lenguaje simbólico para expresar sus nuevas vivencias); preferencia por lo vivencial sobre lo conceptual; desconfiados de lo que no comprenden; rechazo del mundo adulto,lo normativo y lo establecido; discernimiento por impresiones; sentido de riesgo y aventura; capacidad de procesar y recibir mucha información.

2.1.1. Valores:

Desapego de las cosas pero consumo exagerado; valor del presente; búsqueda de amigo especial y camaradería; solidaridad con el grupo,aún en lo negativo; sensibilidad por ciertos valores (paz,justicia,ecología); juzgar lo sexual más por el amor que por las normas externas.

2.1.2. Comportamientos:

Afán de novedades y sensaciones fuertes; buscar protagonismo en los grupos; convivir con el ruido; más festivos que alegres; relaciones intensas,pero fugases; temor al futuro; se siente bien en pequeños grupos.

2.1.3. Símbolos:

La música le da la posibilidad de matizar el volumen,la modulación,la rapidez más los efectos de luz le garantizan un placer sensorial múltiple; el tatuaje y perforaciones le identifican con el grupo que domina y defiende un determinado territorio o barrio; el carro que le da la sensación de fuerza,velocidad,facilidad de desplazamiento,independencia,mejora su imagen y le asegura una posición social; el cine y la televisión que le ofrecen dinero fácil al participar en los concursos; la computadora; el celular; la noche que le aleja de la familia y puede transgredir las leyes mediante el robo,el sexo,la droga,etc.; cuidado del cuerpo e imagen (dietas,gimnasio); videojuegos.

Toda esta ambivalencia y problemática explica las dificultades que tienen los jóvenes para establecer vínculos sólidos,estables y satisfactorios.

A las nuevas generaciones les impacta la ausencia casi total de escrúpulos para transgredir normas morales que,por otro lado,se siguen predicando. Este doble discurso de la sociedad que se expresa en códigos morales y jurídicos y se transmite a través de la educación,la familia,etc. va generando ese  sentimiento de vacío y escepticismo. Consecuencia: escepticismo y falta de compromiso.

2.2. Con relación a la comunidad

No son dados a los compromisos políticos,más bien,existe un rechazo frente a los político. Prevalecen para ellos otros compromisos fundamentados en nuevos códigos culturales. Les interesa más la ecología y el envejecimiento de la sociedad que la política. Sus ideales son amor,paz,tolerancia,defensa de los animales…

3. Desafíos y retos para el presbítero

El joven necesita tener una experiencia fuerte de fe que dé seguridad y fundamento a todas sus respuestas. Debemos proponerle una experiencia de encuentro vivo y auténtico con Jesucristo para ser discípulo y misionero.

Necesita aceptar la pluralidad cultural en la expresión de la fe.

Para el joven,lo difícil adquiere un carácter de desafío apasionante,por tanto proponerle la vivencia de la santidad que les haga sensibles a los problemas sociales.

Para mantenerse fiel a los principios y ante la necesidad de apoyo precisa de un grupo,en donde pueda tener vivencias,crear nuevo lenguaje,confrontarse con la vida eclesial y con sus expresiones. Solo,queda expuesto y casi sin oportunidades de crecer.

Es necesario fortalecer la familia. Hoy la vida del joven no se desarrolla tanto en la casa,sino en la calle,la escuela,en los lugares de entretenimiento,etc. La falta de socialización con los hermanos,porque cada vez son menos los hijos,puede superarse en el grupo juvenil que le permita,también la educación en valores comunitarios.

El joven necesita ser sensible a las necesidades de los pobres. El contacto con ello será el mejor cuestionamiento y respuesta al contexto cultural de una sociedad de consumo.

Conclusión

Esta es la realidad nueva en la que se desarrollan las actuales generaciones adolescentes y jóvenes. Es necesario humanizar la ciencia,la tecnología,el arte,etc. y utilizarlos para el bien de la familia humana,los más fácil es satanizarlos. A todos estos desafíos tenemos que responder con un nuevo ardor,es decir,con entusiasmo y pasión,porque en la Nueva Evangelización hemos avanzado en nuevos métodos,nuevas expresiones,pero necesitamos más entusiasmo. 

Es una realidad innegable de que los jóvenes son "una gran fuerza social y evangelizadora" (cf. Ecclesia in america,47). Gran bendición de Dios fue la iniciativa del Siervo de Dios Juan Pablo II de establecer las Jornadas Mundiales y continentales de la Juventud invitándoles a ser valientes,a apreciar el valor del compromiso para toda la vida,a no temer al encuentro con Jesucristo vivo. Imposible olvidar la XX Jornada Mundial de la Juventud en Colonia con el Papa Benedicto XVI donde les dijo: "Estad plenamente convencidos: Cristo no quita nada de lo que hay de hermoso y grande en vosotros…" (Discurso en la Fiesta de acogida en el Embarcadero del Poller Rheinwiesen,Colonia,18 de agosto de 2005).

La preparación hacia la VCG es una oportunidad para que los jóvenes reafirmen su vocación de "discípulos y misioneros de Jesucristo para que nuestros pueblos en Él tengan vida"

LA ÚLTIMA CENA

LA ÚLTIMA CENA

Bernardo di ser Piero da Vinci,nació el 15 de abril de 1452,en Anchiano,Italia. Su nombre de pila era Bernardo. Para identificarlo con su familia,según la costumbre de la época,se le puso el nombre de su padre,"di Pier" (o sea,hijo de Pier). Y para identificarlo con la región de donde era oriunda su familia,se añadió "da Vinci",es decir,de la región  de Vinci.

Bernardo nació para ser genio. Fue,prácticamente,autodidacta. Se guiaba por la fuerza de su espíritu e inclinación por lo bello y lo exacto. Tras el prisma del arte aprendió las matemáticas y descubrió nuevas perspectivas de ella con relación al arte. No menos inclinación manifestó por la ciencia. Su maestro fue la práctica. Hasta que él mismo se convirtió en el maestro genial de la práctica,sobre todo en el dominio del arte,pero también de la ciencia.
Entre 1482 y 1499 trabajó al servicio del duque de Milán,Ludovico Sforza. Fue en este tiempo que pintó para los monjes de un monasterio,el mural de la Última Cena,que los críticos consideran  la obra maestra de su genio.

I. LA ÚLTIMA CENA

¿Cómo apreciar la Última Cena de da Vinci?
El primer presupuesto para admirar y ponderar en su justo valor la obra genial de Da Vinci,es saber que se trata de una obra de arte.
El arte tiene el encanto de despertar la creatividad del ser humano. Efectivamente. Admirar una obra de arte es casi recrearla. Sin embargo,y  no obstante los juicios subjetivos que la admiración de una obra de arte suscita en todo ser humano,éste se ve en la obligación de hacerse también una idea clara y objetiva de lo que el artista quiso expresar. Hay en esto,un símil con la lectura de un libro. El lector,al mismo tiempo que intenta develar con claridad las ideas y planteamientos del autor del libro,va anotando ideas nuevas que dicha lectura suscita en él. 
El segundo presupuesto para una justa ponderación de la Última Cena,es que para realizarla Da Vinci se inspiró de la lectura de un libro. Más precisamente,  del Evangelio de San Juan.
En un caso como este,el admirador de una obra de arte se ve obligado a conocer el contenido del libro que inspiró al artista. Porque,sólo comprendiendo el pensamiento del autor de una obra de arte,podemos apreciar su pensamiento y su sentimiento plasmado en la pintura o en cualquier otra dimensión artística.

Da Vinci el cristiano
Para ser más preciso,Da Vinci se inspiró del capítulo 13 del Evangelio de San Juan. En el mencionado capítulo del cuarto Evangelio leemos que,sabiendo Jesús que había llegado la hora de cumplir en plenitud la misión por la que el Padre lo había enviado a este mundo,una tarde,en aquella en que fue arrestado por la guardia de los sacerdotes,y antes de que esto sucediera,Jesús estaba cenando con sus discípulos.
Los especialistas del Evangelio de San Juan subrayan que el cuarto Evangelio no narra directamente la institución de la Eucaristía. El capítulo 13 forma parte del gran discurso de "Adiós",que en este Evangelio se extiende del capítulo 13 al capítulo 17,incluido.
¿Por qué no hay un cáliz sobre la mesa de la Última Cena?
Muchos han advertido la ausencia del cáliz sobre la mesa del retablo de la Última Cena de Da Vinci. Las explicaciones que se han dado de este vacío son muy variadas. Sólo una es la verdadera. Veamos:
El Evangelio de San Juan no narra la institución de la Eucaristía. Lógicamente no hubo en la mesa  de la última cena ni cáliz ni pan que,según los otros evangelistas,sirvieron para la institución de la Eucaristía. Da Vinci,acucioso en el detalle,ceñido a la ciencia,no podía ir más allá de lo que el texto de su inspiración le ofrecía. Así,tampoco él pinta el cáliz sobre la mesa de la Última Cena.

En cambio,el artista nos hace ver sobre la mesa pedazos de pan y de pescado; unas pailitas que contienen la salsa para mojar el pan; y varias copitas con el néctar,agua o vino,que sirven normalmente para rociar el bocado y lo ingiera más fácilmente el que come. En una palabra,sobre la mesa de la Última Cena,Da Vinci pinta justamente lo que se necesita para una comida corriente.
Da Vinci fue fiel al texto que lo inspiró.

¿Jesús en el centro?
La fe y la piedad cristiana no pueden imaginarse a otro que no sea Jesús,sentado al centro de la mesa de la última cena. ¿Cómo se presenta esto en el mural de Da Vinci?
Si se lee el capítulo 13 de San Juan,Jesús es el centro de atención en la escena de la Última Cena. Pero,si contemplamos la acción puntual que pinta Da Vinci,y que forma parte de la última cena,es decir,el anuncio de la traición,entonces parece que el centro de atención se ensancha ligeramente.

En efecto,Da Vinci representa en su mural la Última Cena desde un enfoque preciso,o sea,el anuncio que hace Jesús de que uno de sus discípulos lo va a entregar. San Juan nos da esa denuncia de Jesús en los versos 21 al 24 del capítulo 13:

"Dicho esto,Jesús,estremeciéndose,dijo: sí,les aseguro,uno de
 ustedes me va a entregar. Los discípulos se miraban desconcertados
sin saber  por quién lo decía. Uno de ellos,el preferido de Jesús,
 estaba reclinado a su derecha. Simón Pedro le hizo señas para que
 averiguase por quién lo decía".

Los personajes que están involucrados en la denuncia de traición son: Jesús,el traicionado,y Judas Iscariote el traidor. Esto hace que el centro de atención de la Última Cena,que normalmente se circunscribe a Jesús,en el momento del anuncio de la traición se ensancha abarcando a Judas Iscariote.
Es preciso recordar que Da Vinci tenía como principio que el bien sobresale ante los ojos de los hombres cuando se le contrapone el mal. En este sentido,gana la figura del Jesús bondadoso cuando se le acerca a Él la figura  de Judas que perpetra el mal. 

Simétricamente,Jesús sigue siendo el centro del mural de Da Vinci; aunque,el momento que escenifica obliga a llamar la atención del espectador hacia la figura del traidor. ¿Y cómo presenta esta figura ingrata el pintor?
Los discípulos de Jesús

Da Vinci presenta la sala de la Última Cena en desorden. La alarma que ha causado en los discípulos el anuncio que Jesús hace de la traición,ha obligado a algunos a abandonar su asiento y están de pie. Todos parecen querer apiñarse en torno a la persona de Jesús. Quieren saber de la boca misma de Jesús quién es el traidor,pero a la vez manifiestan un respeto temeroso.  Sólo quedan sentados en sus puestos,Andrés,Pedro,Judas Iscariote,Juan,Santiago su hermano,y Simón apodado el zelota.

Es un desorden ordenado. Porque,da Vinci pone orden artísticamente en el desorden,con una simetría asombrosa:  dispone a los discípulos de Jesús en  cuatro grupos de tres discípulos cada uno. Es el resultado de multiplicar tres por cuatro. Sencillo. Claro. Bello. Sereno como el arte de Da Vinci.
¿Cómo pone orden Da Vinci en el desorden?

Jesús en el centro,a un lado y otro de él están los dos hijos del Zebedeo: Juan,el discípulo preferido,a su derecha; y Santiago a su izquierda. Estos dos hijos del Zebedeo habían pedido a Jesús  sentarse uno a la derecha y otro a la izquierda de su trono (Marcos 10,35–37) Según Da Vinci,esta vez se adelantaron a tomar esos puestos junto a Jesús,en la Última Cena. Ellos dos,junto con Pedro,  eran ciertamente los tres discípulos más cercanos a Jesús,en Galilea,por voluntad del mismo Maestro.

Sin embargo,en la escena pintada por Da Vinci,Judas Iscariote está sentado a la mesa entre Juan y Pedro. El traidor se ha colado en el círculo de los tres preferidos de Jesús. ¿Rompe la lógica de la amistad? Quizás no,si se lo ve desde la perspectiva de Jesús que ama al pecador.

Da Vinci pinta a Judas en un frente a frente con Juan. La cercanía del mal (Judas) al bien (Juan),sirve al pintor para poner de relieve el cinismo de Judas. Pero,poniendo a Judas en el grupo de los más cercanos de Jesús,Da Vinci pone también de relieve el amor que Jesús tiene para el pecador. 
¿Se ciñe Da Vinci al orden de los apóstoles que dan los Evangelios?
De los cuatro evangelistas,solamente Juan no da la lista entera de los que Jesús llamó para que integraran los Doce. Al final de su Evangelio (ver,Juan 21,2-3),el cuarto evangelista nos da la lista de los que se fueron a pescar. La encabeza Pedro,sigue Tomás,luego Natanael,por fin,los dos hijos del Zebedeo (Juan y Santiago),más otros dos.

Da Vinci no se ciñe al orden de los apóstoles como aparecen en la lista de los otros tres evangelistas,porque ellos mismos no escriben en el mismo orden los nombres de los apóstoles. Mateo,Marcos y Lucas,coinciden en que Pedro encabeza la lista y en que Judas Iscariote la clausura. Por el resto Mateo y Lucas siguen más o menos el mismo orden. Marcos,en cambio,sigue el suyo propio.

¿Cómo procede Da Vinci?
El pintor procede con la libertad que le dan las listas de los evangelistas. Toma como cabezas de los cuatro grupos a Juan,el discípulo preferido de Jesús; a Santiago,el hermano de Juan; a Simón,apodado el zelota; y a Santiago,conocido como el hermano de Jesús.

A la izquierda de Jesús está el grupo encabezado por  Santiago el mayor; se le identifica por los brazos extendidos en forma de cruz. Está en una actitud de sorpresa indignada,como quien dice: "pero ¡cómo puede ser Señor!" Este es el discípulo que un día dijo a Jesús que estaba dispuesto a tomar el trago amargo que Jesús iba a tomar,con tal,claro está,de que Jesús le permitiera sentarse a la derecha de su trono (ver: Mateo 20,20-24) Con él estan Tomás y Felipe. Tomás con su dedo levantado parece recordar a Jesús que él prometió ir con él a la muerte si a la muerte tenía que ir (ver: Juan 11,16) Fuera de estos dos que parecen estar seguros de que no son traidores,vemos a Felipe,representado con una cara de niño ingenuo enclavada en un cuerpo robusto,tiene la actitud de alguien que está horrorizado de sólo pensar que podría ser él el traidor. Realmente,él no conoce bien a Jesús  (ver,Juan 14,7-12).

A la extrema izquierda de Jesús,vemos otro grupo de tres discípulos: Mateo,Tadeo y Simón. Dos de ellos,Mateo y Tadeo,dan la espalda a Jesús. Parecen más interesados en hablar con Simón,quizás porque,apodado el zelota (ver,Lucas 6,15),lo tienen por sospechoso de ser el traidor. Judas Tadeo y Mateo estarían cerciorándose de ello.   

En el otro extremo de la mesa,a la derecha de Jesús,encontramos el grupo de Bartolomé,Santiago el menor y Andrés. Están realmente consternados. Santiago,pintado por Da Vinci con enorme parecido a Jesús,fiel a la tradición oral que lo llamaba "el hermano de Jesús",tiene su mano puesta sobre el hombro de Pedro,como instándole a que le diga lo que Juan le podría revelar. Natanael,el hombre sin dobles,está de pie,firme como la justicia,delante de una traición inadmisible. Andrés parece recibir de Santiago un susurro al oído,como quien le pregunta si sospechaba de alguien. Con sus manos abiertas y levantadas delante de su pecho,Andrés parece decir a Santiago que él no sabe nada de nada. El asombro se nota en su rostro.
Siempre a la derecha de Jesús,pero mucho más cerca de él,encontramos los tres discípulos que Da Vinci ha querido poner de relieve en esta representación pictórica del anuncio de la traición que hace Jesús en el contexto de la Última Cena. Este grupo está conformado por Pedro,Juan y Judas Iscariote.

Pedro es el discípulo que enfadó a Jesús,por más de una vez; por ejemplo,cuando se opuso a que Jesús marchara a Jerusalén,habiendo anunciado Jesús que debía ir para morir y cumplir así la voluntad de su Padre celestial. Jesús reprendió fuertemente a Pedro delante de los demás. "Apártate de mí Satanás" le dijo. Y añadió: "tú me estorbas en el camino" (Marcos 8,33) En el mural de la Última Cena reconocemos a Pedro por dos señales: la primera,porque está susurrando al oído de Juan para que indague con el Maestro quién es el traidor; en segundo lugar,porque su mano derecha,escondida detrás de la espalda de Judas Iscariote,empuña la espada que sacará en el Huerto de Olivos para defender a Jesús de sus raptores. Lo vemos ansioso por saber quién es el traidor. Su ansiedad se explica porque ya varias veces él había cometido errores,casi involuntarios.

Judas Iscariote aparece integrando este grupo de tres. En realidad no lo integra. Está allí para guardar las proporciones del orden y del equilibrio que Da Vinci inyecta a su mural. De hecho,la actitud como lo ha pintado Da Vinci proyecta la imagen  de alguien que está aislado,seguro de sí mismo. Es el único que no parece inmutado. Su brazo derecho se apoya en la mesa,como proyectando la imagen de que él es dueño de la situación. Su mano derecha empuña firmemente la bolsa. Su mano izquierda,suavemente encrespada hacia arriba como la cabeza de una serpiente que se dispone a cazar su presa,se adelanta hacia la mano de Jesús. Su cara airosamen1te levantada,su mentón en alto,proyecta una actitud desafiante.

Juan es el discípulo "preferido de Jesús" (Juan 13,23)  Entre los que Jesús llamó,es el más joven. Apenas tenía dieciocho años. Prácticamente está en el séquito de Jesús gracias a que su hermano mayor escuchó el llamado de Jesús y lo siguió. Siguiendo a su hermano,Juan termina por seguir a Jesús. Ambos,Santiago y Juan,eran hijos del Zebedeo. 

Da Vinci lo pinta con un rostro todavía por definirse en la masculinidad. Además,lo agracia con un rostro de ángel. La tradición sostiene que este apóstol fue casto y puro. Juan se siente fuertemente jalado por Pedro que le pone la mano en el hombro para que acerque su oído a su boca. Teniendo en cuenta de que el mismo Pedro es jalado por Santiago el Alfeo porque él mismo querría saber qué es lo que le dice Juan,se comprende la fuerte inclinación del cuerpo de Juan hacia su derecha.

II. DAN BROWN  Y SU NOVELA ESCRITA

Dan Brown es el autor de una novela ficción que titula  El Código Da Vinci. En este libro,como en otros del mismo estilo,Brown  da muestra de que sabe cómo explotar una ficción para que parezca verdad. Sabe cómo explotar una mentira haciéndola novela. Sabe cómo explotar los recursos económicos de una generación humana dispuesta a dar todo con tal de que le ofrezcan ficciones bellas o morbosas que parezcan verdades. En esta ocasión,Dan Brown explota ciertas verdades relativas para hacer creer mentiras absurdas que atacan verdades absolutas.

La novela

Novela es un género literario que narra una acción que es en todo o en parte totalmente imaginada,fruto de la ficción,aun cuando esgrima elementos de la realidad. El fin de una novela,como obra literaria,es causar placer estético a los lectores.

La novela Código Da Vinci
En las palabras de agradecimiento,en el pórtico de su libro,Dan Brown reconoce que su libro es una novela. Escribe: "Finalmente,en una novela que le debe tanto a la divinidad femenina,sería un olvido imperdonable que no se mencionara a las extraordinarias mujeres que han iluminado mi vida"
Como hechos reales que vienen a cuento en su novela cita tres: la existencia de un priorato,llamado Priorato de Sión; la existencia del Opus Dei,y las descripciones de obras de arte,edificios ,documentos y rituales secretos " que aparecen en esta novela",escribe el propio autor.

Síntesis de la novela de Dan Brown
Un hombre es asesinado. Se llama Jacques Sauniére. Era experto en divinidades femeninas. Muere llevándose uno de los mayores secretos de la humanidad que,si se develan,podría poner en apuros a la Iglesia Católica. Razón por la cual,según el novelista,la Iglesia hace todo lo posible para que no se conozca.

En su desgraciada agonía Sauniére deja escrito,con sangre,en el suelo,esta frase: "buscar a Robert Langdon",  y,además,unas palabras en clave. La policía conocía a Langdon,hombre de ciencia,experto en simbología. Le encomienda buscar el secreto contenido en las palabras misteriosas. Estas palabras estaban destinadas a una nieta de Sauniére llamada Sofía,la única capaz de comprender su contenido. Sauniére  quería develar a su nieta secretos de la familia. Él mismo había sido Gran Maestro en una institución agnóstica,llamada  Gran Priorato de Sión.

Sofía y Langdon viven intrigados por saber quién mató a Sauniére y por qué. De agente de la policía,Langdon se vuelve perseguido de la misma policía francesa que lo había contratado para descubrir el misterio que encerraba el asesinato de Sauniére. La policía sospechaba que el asesino fuese el mismo Langdon.

Sofía,con la ayuda de Langdon,descifra las palabras  escritas en clave. Por ahí salta  una pista que conduce a nuestros dos investigadores  directamente a la obra artística de Leonardo Da Vinci. Ambos van al museo del Louvre,en Paris. Tras examinar las principales obras pictóricas de Da Vinci,Langdon revela a Sofia la existencia del Priorato de Sión donde probablemente se guardaban secretos que podían dar vuelta a la historia y ciertamente a la historia de la Iglesia Católica. Este secreto tiene que ver con el cáliz en que Jesús,por vez primera,cambió el vino en su sangre.
El secreto de esta sangre estaría escondido en la palabra "grial" que significaría "sangre real",cuyo significado es que en las venas de una descendencia de la Magdalena que vivirían en Francia,correría la sangre de Jesús. Porque,la mujer de quien Jesús sacó siete demonios,habría tenido relaciones conyugales con el mismo Jesús,su salvador. "Grial" entonces se convierte en palabra clave que significa la tumba de la Magdalena. Tumba que hay que buscar porque ahí están los escritos que revelan todos los secretos que unían Jesús a la Magdalena.

Mientras tanto,la Iglesia Católica,por los servicios del Opus Dei,también está en búsqueda de la tumba de la Magdalena,para apoderarse de sus secretos y para que no salgan a la publicidad. La novela se vuelve entonces una carrera contra reloj para quienes,de un lado o de otro,buscan la mentada tumba o "santo grial".

Langdon logra descubrir que la tumba está a la entrada del museo de Louvre,en Paris. Pero cuando llega allí,apenas tiene tiempo para arrodillarse y muere en desenlace fatal. El famoso secreto del grial nunca nadie lo conoció.

La pregunta clave

La pregunta del siglo es entonces la siguiente. Si nadie conoció el secreto,¿cómo es que Dan Brown lo supo y sobre él fabricó su novela?
La razón primera es obvia: porque el libro de Dan Brown es precisamente una novela,es decir,obra de la imaginación para los que aman vivir fuera de la realidad.
La segunda razón es que,dentro de la fantasía de la novela,Sofia y Langton detectaron pistas del secreto en el famoso mural de la Última Cena de Da Vinci.

El morbo de la novela de Dan Brown
Dentro de la lectura de la novela de Dan Brown se dice que Sofía y Langton se sorprenden de ver a una mujer formando parte del grupo de los apóstoles que rodean a Jesús en la Última Cena. ¿Una mujer?    Sí,  al lado derecho de Jesús,sentada y ligeramente inclinada hacia Pedro que le susurra algo al oído. Pedro parece amenazarla con un gesto duro. Según el novelista,se debe a que Magdalena,que habría estado en la Última Cena sentada a la derecha de Jesús,habría sido una rival de Pedro,al principio del cristianismo,disputándole el liderazgo de la Iglesia Católica.
Se sorprenden además nuestros imaginarios investigadores,porque no ven el cáliz de la sangre de Cristo sobre la mesa. Descifran este misterio y encuentran que el cáliz es el vientre mismo de la Magdalena que contiene la sangre de Jesús en el embrión de una niña que el mismo Jesús ha engendrado en el vientre de la exorcida.

Por fin,detectan nuestros dos imaginarios investigadores otra señal que Da Vinci,habría dejado en el espacio que en forma de  "V"  media entre Jesús y la presunta Magdalena. La "V" sería el emblema de una divinidad femenina.  María Magdalena sería la divinidad femenina en la Iglesia Católica. Nuestros imaginarios investigadores se dan cuenta además,que la "V",viéndola desde otra perspectiva,se convierte en "M",símbolo del matrimonio. Claro indicio para ellos de que la Magdalena se habría casado con Jesús.
Después de estas pistas,sólo restaba a los imaginarios investigadores encontrar el "grial",es decir la tumba de la Magdalena en donde,según la imaginación de la novela,estarían los documentos que aseguraban todo lo que la Última Cena de Da Vinci mostraba en señales secretas.

III  QUÉ JUICIO SE MERECE LA OBRA DE DAN BROWN

El libro de Dan Brown como novela
Si quisiéramos dar una calificación al libro de Dan Brown,como novela o literatura de ficción,debemos reconocer que  ha tenido en el  mundo entero una aceptación enorme. Su estilo novelístico es realmente agradable.
Contribuye al éxito de su novela el argumento "morbo" que conlleva,es decir,pretender que Jesús estuvo casado con la Magdalena y con ella tuvo una hija. La sangre de esta progenie estaría hoy todavía viva en las venas de alguna descendencia,en Francia.
Dada la mentalidad cada vez menos culta de nuestra generación,para quienes la televisión y el cine son los nuevos maestros y educadores,la novela de Dan Brown promete tener incidencia muy fuerte en la débil conciencia de quienes no tienen sólidos criterios formados en su religión y en su fe.

El éxito de la novela de Dan Brown se debe además a que contribuye a dar "aire de verdad" a ciertas acusaciones emanadas en algunos círculos sectarios de un cierto protestantismo anticatólico que,desde mucho tiempo atrás,acusan a la Iglesia Católica de mantener en la ignorancia a sus feligreses,escondiéndoles cosas como la que esta novela presenta,es decir,que Jesús fue casado,que con su mujer tuvo una hija,y que,de este modo,dejó a sus seguidores una divinidad femenina que la Iglesia Católica ha mantenido en secreto desde tiempo inmemorial.

Como obra que incide en la religión y en la fe
La novela de Dan Brown,cuya lectura y argumentación ficticia podría incidir en la fe de los creyentes,merece una calificación de perniciosa,porque pretende convertir mentiras en  verdad,medias verdades en mentiras,y sembrar duda infundada donde hay fe,quizás todavía  raquítica. 
Ciñéndonos solamente a los elementos que conciernen a la revelación divina contenida en la Biblia,específicamente en el Nuevo Testamento,y más concretamente en los Evangelios,cabe decir que:

 1. La novela de Dan Brown supone que los católicos están mal informados sobre los datos de la Biblia y por eso se puede escribir una novela como la suya en que se manejan datos de la revelación divina con espirítu de falsedad,esperando que los católicos los lean sin réplica alguna,y despertando el gozo de quienes,sin fundamento serio,atacan a la Iglesia Católica.

2.   La novela de Dan Brown deja en duda que Jesucristo sea verdadero Dios,pone por el suelo una verdad fundamentalísima de la fe cristiana y no sólo de los católicos.

3.   La novela de Dan Brown equipara,sin juicio crítico,-con carencia de crítica literaria y crítica histórica-,datos extraídos de documentos apócrifos de valor dudoso,con datos firmes de la revelación divina contenidos en los Evangelios del Nuevo Testamento,de inspiración divina.

4.   La novela de Dan Brown pretendería hacer creer que la Iglesia Católica ha sido antifeminista desde sus inicios,soslayando los datos revelados que sobre este asunto ofrece el Nuevo Testamento  en general,San Lucas en particular.

5.   La novela de Dan Brown pretende hacer pensar que la Iglesia Católica ha ocultado  los documentos apócrifos y,en ese sentido,ha mantenido engañados a sus feligreses. La verdad es que tales documentos están,y han estado siempre a disposición de cualquier investigador serio que los quiera estudiar; guardados,claro en archivos públicos,para protegerlos del deterioro.

LA VERDAD DE JUDAS ISCARIOTE

LA VERDAD DE JUDAS ISCARIOTE

1. La verdad de Judas según San Juan

La elección
Los evangelios no nos dicen nada en particular sobre el llamado que Jesús hizo a Judas  para que lo siguiera como discípulo. Esto abona en favor de que no hubo nada en especial en su llamado que difiriera del llamado de los demás. En Juan 6,70 Jesús afirma: "¿No les elegí yo a ustedes,los Doce?" Esto significa que Judas no fue un intruso en medio de los Doce,sino que era parte integrante de los Doce.

Ecónomo de los Doce
El hecho que Jesús haya puesto "la bolsa" en manos de Judas (Juan 12,6),es decir,  la administración de los bienes económicos de los Doce,hace pensar que Jesús tenía confianza en él. Y no sólo,sino también estima,pues Judas manifestaba cierta sensibilidad para con los pobres (Juan 12,4-8) No hay noticia alguna en los evangelios que diga que Jesús lo haya excluido del amor que tenía a los otros. Al contrario,el evangelista San Juan escribe de Jesús: "habiendo amado a los suyos que están en el mundo,los amó hasta el extremo" (Juan 13,1).

Crisis de fe
Si leemos atentamente a San Juan en 6,64,parece que se habría instalado en el corazón de Judas,o quizá###ás bien en su inteligencia,una aguda crisis de fe,cuando Jesús pronunció el discurso del pan,en la sinagoga de Cafarnaúm.

En esa ocasión,Jesús había dado de comer a cinco mil hombres con cinco panes y dos pescados.  Entusiasmados,estos cinco mil hombres vieron en Jesús un líder que los podría guiar en la tan deseada lucha liberadora contra los romanos. A esto va que lo quisieron coronar rey,( cfr. Juan 6,1- 15)  Pero,Jesús escapó. Si Judas,como judío que era,tenía la idea del Mesías como el gran militar que esperaban los judíos para luchar por su liberación,entonces comprendemos su decepción,traducida como un deseo de matarlo. Es lo que deja entender Jesús cuando dice: "uno de ustedes es un diablo" (Juan 6,70).

Realmente no sabemos por los evangelios si Judas acariciaba la esperanza política del Mesías que los judíos deseaban. No cabe duda que los cinco mil hombres,incluidos los Doce,se escandalizaron cuando Jesús les anunció que les daría de comer su carne!
Se escandalizó pero no lo abandonó
¿Por qué Judas no echó paso atrás,como muchos otros lo hicieron en ese momento? San Juan escribe: " Muchos de sus discípulos,al oírle,dijeron: es duro este lenguaje ¿quién puede escucharlo? … Desde ese momento muchos de sus discípulos se volvieron atrás y ya no andaban con él". Entonces Jesús dijo a los Doce: ¿También ustedes quieren marcharse? Respondió Pedro,¿dónde quién vamos a ir? Tú tienes palabras de vida eterna" (Juan 6,60 + 66 –67).

Pedro responde con la fe. Judas se habría quedado con una duda introvertida. De hecho,la multiplicación de los panes y el discurso del pan suceden en dos escenarios diferentes. La multiplicación de los panes al aire libre,en un campo abierto y alejado de todo pueblo y ciudad. En cambio,el discurso del pan lo pronuncia Jesús en la sinagoga de Cafarnaúm,posiblemente,poco tiempo después del milagro de la multiplicación de los panes.

Judas es llamado satanás
Pasemos ahora a un tercer escenario. Nos situamos en la sala donde Jesús celebró la Última Cena. Entonces San Juan escribe que satanás se le había metido a Judas por dentro,cuando probó el bocado que Jesús le dio (Juan 13,27). Ya hemos recordado anteriormente que con ocasión del Discurso del pan,Jesús había llamado "diablo" a Judas: "Jesús dijo,¿no los he elegido yo a ustedes los Doce? Pero uno de ustedes es un diablo" (Juan  6,70) El  mismo evangelista San Juan comenta a renglón seguido: "Hablaba de Judas,hijo de Simón iscariote,porque éste le iba a entregar,uno de los Doce"(Juan 6,71).

Sin embargo,hay que tener en cuenta del lenguaje de la Biblia para percatarse que no es lo mismo decir que alguien es un "diablo",a decir que a un individuo "se le metió satanás" (cfr. Juan 13,27)  Efectivamente.  En Juan 8 se lee que Jesús llama a los fariseos "hijos del diablo" (8,44),siendo el diablo padre de los homicidas. En efecto,desde mucho tiempo atrás los fariseos venían maquinando el modo cómo asesinar a Jesús. Decir que alguien es "hijo del diablo",o decir que es "un diablo",equivale a decir que anida en su mente y en su corazón el propósito de asesinar a alguien. Es lo se pretende decir con la expresión "tiene un corazón malo".

En cambio,cuando se dice que a alguien se le ha metido satanás  por dentro,se indica en primer lugar que es algo meramente ocasional,y luego,  se quiere decir que Dios  quiere poner a prueba a otra persona,por medio de aquel esta poseído de satanás.  Esto queda claro en el libro de Job 1,6-12. Aquí se nos dice que el espíritu malo fue enviado como un satán,es decir como un tentador,para poner a prueba la fidelidad de Job.
También en San Mateo,Jesús califica de satanás a uno de sus doce discípulos; a Pedro precisamente,porque se oponía a que Jesús fuera a Jerusalén a morir. Jesús le dijo: "Apártate de mí,satanás,pues me estorbas en el camino" (Mateo 16,23)

¿Amaba Judas Iscariote de verdad a los pobres?
La documentación de San Juan evangelista sobre Judas Iscariote nos lleva a otro punto. Se trata de la cena a que fue invitado Jesús en Betania,narrada por San Juan 12,1- 6. Narración que robustece San Marcos (14,3-9)
En esta escena,Judas aparece como el que no quiere aceptar o no quiere entender la muerte de Jesús. Para él era más importante seguir viviendo para seguir socorriendo a los pobres del mundo.  La mujer,en cambio,al derramar el perfume a los pies de Jesús da ocasión para que el Maestro.
manifieste su libre voluntad de morir: "Déjala,no la molestes. Ha hecho una obra buena en mí… se ha anticipado a embalsamar mi cuerpo para la sepultura" (Marcos 14,6 y 8)
La interpretación que hace el evangelista

San Juan de esta intervención de Judas es severa. En resumidas cuentas dice que la opción de Judas por los pobres es una mentira,"porque no le preocupaban los pobres,sino que era un ladrón" (Juan 12,6).

Jesús amaba a Judas Iscariote
A pesar de la interpretación tan severa del evangelista San Juan,está claro en su mismo evangelio que Jesús eligió a Judas como a todos los demás. Jesús dijo: "¿No los he elegido yo a ustedes los Doce?" (Juan 6,70).
No sólo los eligió sino que los amó a todos por igual. En el capítulo 13 de su evangelio,San Juan  narra el último encuentro amigable de Jesús con los suyos,presumiblemente con ocasión de la Última Cena. Judas estaba allí. San Juan escribe de entrada,en este capítulo: "Antes de la fiesta de la Pascua,sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre,habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo,los amó hasta el extremo" (13,1).

2. La verdad de Judas según San Mateo

Es hora que pasemos a la versión que San Mateo nos da de Judas Iscariote.
Solidaridad
A propósito de la escena en que la mujer unge los pies de Jesús en Betania,Mateo dice que fueron los Doce discípulos de Jesús los que se indignaron de ver a la mujer derramando el perfume en los pies del Maestro. Y todos ellos son los que hacen la reflexión: "se podía haber vendido a buen precio y habérselo dado a los pobres" (Mateo 26 8-9) No hay pues aquí un señalamiento especial de Judas,como en el evangelio de San Juan. En San Mateo hay una especie de espíritu de solidaridad entre los Doce,debido probablemente a que en la realidad así fue,es decir,que no solamente Judas sino todos reaccionaron como pretende San Juan que reaccionó solamente Judas.

El anuncio de la traición
Aparece de nuevo la solidaridad de los Doce cuando Jesús anuncia que uno de ellos lo va a entregar (cfr. Mateo 26,20 –25)  Al instante,cada uno de los Doce pregunta si es él quien lo va a traicionar. El texto de Mateo evita todo señalamiento.  El secreto se devela cuando le toca el turno a Judas Iscariote y pregunta "¿soy yo?  Jesús le responde: "Sí,tú lo has dicho" (Mateo 26,25).
¿Condena o lamento?
En esa misma ocasión,cuando anuncia la traición,Jesús exclama: "ay de aquel por quien el Hijo del Hombre es entregado. Más le valdría a ese hombre no haber nacido" (Mateo 26,24).

Las palabras de Jesús no apuntan a condenar a nadie sino a vaticinar el estado de ánimo en que se encontrará el traidor cuando haya hecho el acto de traición. La amargura y el desacierto invadirán su alma,en medio de una negrura y desolación tal,que en ese momento deseará mejor no haber nacido,para no estar sufriendo tanto remordimiento.
El "¡ay! de Jesús sirve para explicar de anticipado,  el desenlace fatal de la traición de Judas quien,desesperado,habría de ahorcarse (cfr. Mat. 27,5).

Arrepentimiento
Según San Mateo,el desenlace fatal de Judas no sucede sin antes haga un acto de arrepentimiento. Efectivamente. Cuando Judas se dio
cuenta de que su traición desembocó en algo que él probablemente no se esperaba,"Entonces" –escribe San Mateo– "Judas,el que le entregó,viendo que Jesús había sido condenado a muerte,fue acosado por el remordimiento,y devolvió las treinta monedas de plata a los sumos sacerdotes y a los ancianos diciendo: pequé entregando sangre de inocente" (Mateo 27,3-4).

El acto de Judas es un verdadero arrepentimiento. En él se dan todas las condiciones del arrepentimiento,que son cinco:
1. manifiesta conciencia de haberse equivocado
2. proclama públicamente la inocencia de Jesús
3.devuelve el dinero que le habían dado – o sea la ganancia ilícita –
4. espera que con ello liberen a Jesús
5.en cambio sólo recibe burlas de los sanedritas (sufre persecución)

En resumen
Si comparamos la narración de Mateo con la de Juan,constatamos que San Mateo se interesa en la traición que sufrió Jesús de parte de Judas; en tanto que San Juan se interesa más en Judas mismo,como el discípulo que diabólicamente entregó a Jesús.

La visión de San Mateo respecto a Judas va más centrada en Cristo,como conviene a un evangelio que por definición es el anuncio de la Buena Nueva de Jesucristo y del advenimiento del Reino de Dios. La visión de San Juan apunta a poner de relieve el misterio de la iniquidad presente en la "hora de las tinieblas",es decr,en la pasión y muerte de Jesús. Es el demonio que sigue la misma estrategia de cuando hizo caer a Adán en pecado,es decir,se vale de la criatura más bella salida de las manos de Dios para arruinar el plan de Dios. En el caso de Judas,se vale de un amigo íntimo de Jesús,uno de los Doce,para acelerar el plan de iniquidad que tenían los fariseos y sacerdotes contra Jesús.

Pero,tanto en el caso de Pedro como en el caso de Judas,Dios hace líneas rectas de las torcidas,como reza el dicho. Porque,sirviéndose de ellos el diablo para sus fines infernales,Dios transforma sus acciones en satánicas,es decir al servicio del plan de Dios y para cumplimiento de su voluntad.

II. INTENTOS DE EXPLICACIÓN DE LA TRAICIÓN DE JUDAS

Varios han sido los intentos de explicar la traición de Judas. Unos se encuentran en los evangelios auténticos,o sea,San Mateo,San Marcos,San Lucas y San Juan; otros,en cambio,están consignados en escritos llamados "apócrifos",es decir  "secretos" o "escondidos" cuyos autores son desconocidos porque pertenecen a sectas ocultas. 

2.1 Intentos de solución en los escritos auténticos de la Biblia
En San Juan 17,12
Jesús exclama al Padre diciendo que él siempre cuidó de los discípulos que le dio y que ninguno se le perdió,"salvo el hijo de perdición,para que se cumpliera la Escritura" Esta explicación encuadra bien con la mentalidad judía. Deja entender que a Judas le cayó en suerte ser aquel que debía cumplir con lo anunciado en la Biblia acerca de aquel que iba a entregar al Mesías en manos de asesinos.

 En ese mismo sentido van las palabras de San Pedro cuando la elección del sustituto de Judas.  En Hechos de los Apóstoles 1,16 leemos lo que dijo Pedro: "Hermanos,era preciso que se cumpliera la Escritura,en la que el Espíritu Santo por boca de David,había hablado ya de Judas,el que fue el guía de los que prendieron a Jesús" Aquí San Pedro alude a un salmo de David,precisamente al salmo 41(40) verso 10 que dice así:  "Hasta mi amigo íntimo en quien yo confiaba,el que comía  mi pan,  levanta contra mí su calcañar".

En San Juan 13,21-30 Jesús ha anunciado que uno de los Doce lo va a entregar. Los discípulos se desasosiegan. Pedro hace seña a Juan para que le pregunte a Jesús quién es el que lo va a entregar. Jesús  dice a Juan que es aquel a quien él dará un pedazo de pan mojado en el caldo. Lo hace y se lo da a Judas. El evangelista San Juan acota en ese momento la frase siguiente: "Entonces,tras el bocado entró en él satanás".

Después,Jesús dice a Judas: "lo que vas a hacer hazlo pronto" Todos los comensales entendieron que Jesús le estaba dando una orden a Judas,quien no podía menos que cumplirla. Lo que no atinaban a saber los demás era qué es lo que debía hacer. Judas sí que lo entendió,porque momentos antes había hablado ya con los sacerdotes del Templo sobre la oportunidad de entregarles a Jesús.

¿Qué quiere decir San Juan cuando apunta que tras el bocado que le dio Jesús de comer entró Satanás en el corazón de Judas?  Interesa a este punto no olvidar que Jesús,con ocasión del discurso del pan,  había dicho que uno de sus discípulos,Judas con toda probabilidad. Antes de esto,San Juan nos había dicho que en una discusión de Jesús con los fariseos,Jesús acusaba a estos sus enemigos de tener al diablo de padre,porque tenían intenciones asesinas en su contra.  Lo que deja entrever que también Judas andaba con esos pensamientos asesinos en su mente.

Jesús sabía que Judas andaba con esos diabólicos pensamientos,por eso se refiere a él como el que lo va a entregar. Sin embargo,cuando el evangelista San Juan acota que con el bocado se le metió Satanás y,además,la orden que le da Jesús para que haga lo que tiene que hacer,cambia lo diabólico en satánico en Judas. Es decir,que lo que hará Judas ya no será un acto de su voluntad diabólica,sino una misión que Dios le ordena hacer,en el sentido del tentador,o sea de Satanás.
Mateo 27,3-9

El evangelista San Mateo ayuda a entender el papel que juega Judas Iscariote como Satanás,al hablarnos del arrepentimiento de Judas.
Según San Mateo,antes de sentarse a la mesa para compartir la cena del Señor Judas Iscariote ya había hablado con los sacerdotes del Templo sobre las condiciones para entregarles a Jesús (cfr. Mateo 26,14-16) Convinieron en que Judas recibiría treinta monedas de plata a cambio de la entrega.
Manifiestamente,la intención de Judas era vender a Jesús,como esclavo,a los Sacerdotes del Templo. Treinta son en efecto la suma de las monedas para comprar un esclavo. Según la ley de Moisés,los esclavos debían ser protegidos por sus amos contra todo peligro y ciertamente de una muerte asesina; ordenaba además la ley mosaica que el amo debía devolver la libertad al esclavo en el menor tiempo posible.

Todo esto tiene sentido. Judas sabía que los fariseos querían matar a Jesús. Él mismo había tenido estos sentimientos diabólicos. En un momento dado habría reaccionado y los habría rechazado. Desde entonces se habría propuesto proteger a Jesús de la  amenaza de muerte de los fariseos.

Decidió ponerlo en manos de los sacerdotes,en calidad de esclavo,para que ellos le protegieran la vida. Pero,para su terrible asombro,  se dio cuenta de que el  cerebro que maquinaba la muerte de Jesús eran,nada más y nada menos,que los mismos sacerdotes del Templo. Entonces,llevado por el remordimiento de su estúpido pecado,Judas se desesperó y se mató. San Mateo escribe este triste momento de Judas con estas palabras: "Él tiró las monedas en el Santuario,después se retiró y se ahorcó" (Mateo 27,5).
Descartamos toda explicación que intente ver el problema como si fuera de Jesús y no de Judas,en el sentido de que habría sido Jesús quien se habría equivocado al elegir a Judas. Esta solución parte de un falso planteamiento apoyándose en una frase de Jesús interpretada amañadamente. La frase está en San Juan 6,70 y surge de una extrañeza expresada por Jesús en esta frase:"¿No los he elegido yo a ustedes los Doce?¿Cómo es que uno de ustedes es un diablo? (Juan 6,70).

III. EL EVANGELIO DE JUDAS

Decíamos más arriba que San Mateo en sus notas sobre la traición de Judas Iscariote,se interesa en Jesús que es traicionado por Judas,uno de los Doce; en tanto que San Juan  se interesa más en la persona de Judas como personificando la presencia del maligno en la pasión y muerte de Jesús. Desde esta perspectiva,algunos piensan que el evangelio de San Juan habría sido retocado por algún discípulo suyo que introdujo el interés por la persona de Judas con su tono severo y casi condenatorio.

Nosotros asumimos el texto de San Juan como la tradición lo presenta,como un todo revelado por Dios. Dentro de esa perspectiva,pensamos que San Juan ve la persona de Judas en el ojo mismo del huracán del misterio de la iniquidad,en la hora de las tinieblas.

Lo que sí parece cierto es que el evangelio de San Juan sedujo por su talante místico,a ciertos círculos cristianos influenciados por unas ideologías secretas y del misterio,muy a la moda en los siglos II y III después de Cristo. Una de estas ideologías era el Gnosticismo,que influenció a círculos cristianos,entre ellos a los llamados "Agnósticos". El así llamado evangelio apócrifo de Judas es un escrito que emana de estos círculos agnóstico-cristianos.

¿Qué es un evangelio apócrifo?
Son documentos que,por lo de "evangelio",tratan de confundir a los cristianos presentándolos como si fueran iguales a los evangelios auténticos contenidos en la Biblia. De hecho,por el contenido y falsas doctrinas solapadas en verdades evidentes,son totalmente diferentes de los evangelios auténticos y hasta contrarios al contenido de los mismos. Además,su interés no suele ir a la persona de Jesús y al Reino de Dios que predica,  sino a una persona que estuvo cerca de Jesús,como Pedro (evangelio apócrifo de Pedro) Santo Tomas (evangelio de Tomás),Judas (evangelio de Judas),etc. para justificarlo frente a juicios de la gente y/o atribuidos a la Iglesia.

Se les llama "apócrifos" a estos documentos porque nacieron de sectas misteriosas,escondidas y secretas,desde donde se pretendía explicar,corregir,mutilar o atacar la verdadera doctrina de la fe cristiana. (Apócrifo quiere decir,escondido,secreto; se usa también como sinónimo de "falso" y "peligroso).

Para definir las ideas. Mientras los evangelios auténticos son inspirados por Dios y forman parte de la revelación divina,aunque están escritos de acuerdo a una cultura humana,(en el caso de Mateo,Marcos y Juan era la cultura semítica);  los evangelios apócrifos en cambio son producto de la cultura humana,(generalmente influenciada por la cultura griega),aunque están escritos con apariencia de revelación divina.

El evangelio apócrifo de Judas
El evangelio apócrifo de Judas tiende a justificar la persona de Judas y a dar razón de su acto traidor,explicándolo como un acto liberador. En efecto,según los autores de este falso evangelio,Judas llevó a la a Jesús en cuanto a su naturaleza humana,y gracias a ello,la naturaleza divina que estaba aprisionada por la humana,fue liberada para que cumpliera como resucitado la misión que Dios Padre le había confiado.
¿Quiénes son los autores de este falso evangelio,llamado de Judas?
Los especialistas sitúan el origen de este falso evangelio en círculos cristianos del siglo II o tercero,influenciados por la doctrina agnóstica.
¿Cuál es la doctrina agnóstica?

Para los agnósticos el centro de toda nuestra existencia es la "gnosis",es decir,el pensamiento. El pensamiento se manifiesta por el "logos",es decir,por la palabra. De ahí la importancia de la palabra.

Más allá del pensamiento no podemos conocer nada,ni tampoco más allá de la palabra no podemos decir nada de lo que no sabemos. De allí el término "a-gnosis" (= no poder conocer) En concreto,el agnosticismo enseña que el hombre no puede conocer ni hablar de todo lo que está por encima de nuestra naturaleza humana,es decir,lo divino y sobrenatural. 

¿Cómo se presenta el pensamiento agnóstico en los escritos cristianos?
Dios Padre es inaccesible a nuestro pensamiento. Sólo lo podemos conocer por medio de Jesucristo,su Hijo,que es el "logos",es decir,la Palabra del Padre hecha carne. En el "logos",es decir,en Jesucristo,está presente Dios Padre con toda su forma divina,su poder,su perfección,su luz. Pero al hacerse carne,el poder divino del "logos" quedó aprisionado por la naturaleza humana,es decir,por la carne.

Antes de que se hiciese carne,el "logos" se hacía presente en forma de ángel o de arcángel. Hecho carne,el logos cobra forma de niño,y declara que quien no se haga como niño no podrá entrar en el reino de Dios.
Juicio sobre el agnosticismo cristiano

La corriente filosófico-mística del gnosticismo es ya de por sí peligrosa. Al mantenerse al margen de la revelación divina,es fácilmente discernible,sus contornos definibles,de modo que el cristiano puede hacerse un juicio claro de ella.  Pero,cuando la doctrina gnóstica es mezclada con la fe cristiana,se vuelve peligrosa,engañosa y a veces perniciosa porque tras verdades cristianas evidentes socavan con sus errores la fe verdadera. Es el peligro a que se expusieron muchos cristianos del siglo II y III de nuestra era cristiana,que sometieron en muchos casos la fe cristiana al juicio de la razón humana.

¿Era San Juan evangelista un agnóstico?
El lenguaje del cuarto evangelio recuerda mucho el vocabulario de los gnósticos,aunque no exactamente el de los agnósticos.  Sin embargo,no hay especialista alguno,ni católico ni protestante,que afirme que San Juan evangelista haya sido un gnóstico,no obstante el lenguaje de su evangelio; lenguaje que adoptó porque habría escrito su evangelio para convertir precisamente a los gnósticos.

En cambio,son muchos los especialistas católicos y protestantes que estan de acuerdo en que los primeros círculos católicos nacidos de medios gnósticos,tomaron como ejemplo el evangelio de San Juan para fabricar sus propios evangelios,fuertemente influenciados por el gnosticismo que,a la postre,en muchos de ellos,se volvió agnosticismo,doctrina que se hizo famosa y se expandió en los siglos dos y tres de nuestra era cristiana.
El evangelio apócrifo de Judas

Este documento fue escrito por cristianos que habían sido influenciados por la corriente religioso-filosófica-mística de los "cainitas",que eran profundamente agnósticos.  Los cainitas formaban un grupo que tenía como objeto justificar a hombres y mujeres de convencer al lector que el asesinato de uno y la traición del otro beneficiaron a la humanidad.
 Consideran que tanto Caín como Judas vivieron antes de la redención,es decir bajo la oscuridad fatal del pecado original,oscurecida su mente. Se comprende entonces su pecado. Recalcan sin embargo,que el mal que hicieron redundó para un bien mayor de la humanidad. Caín que mató a Abel,hizo que Dios se manifestara como el  defensor de los derechos humanos incluso de los asesinos,pues la vida pertenece a Dios sólo. ¿Y en el caso de Judas?.

 Juicio sobre el evangelio apócrifo de Judas
 El evangelio de Judas pretende  redimir a Judas ante los ojos de la humanidad. Ceñidos a la creencia agnóstica,los cainitas pretenden que los seres humanos  no  pueden saber lo que Dios piensa,ni lo que hizo de Judas tras su suicidio. Ellos sostienen que en esos casos el hombre debe dejarse guiar por su razón.  Y la razón dice que Judas ayudó a Jesús a redimir a la humanidad,cuando lo entregó a manos de quienes lo mataron.  De este modo,permitió que la divinidad de Jesús pudiera realizar lo que su humanidad le impedía. ¿En qué sentido? En el sentido de que el cuerpo de Jesús es "carne",es decir debilidad,el espíritu en cambio es fuerte. De aquí,concluyen que habiendo muerto el cuerpo carnal de Jesús,la carne dejó de ser obstáculo a la divinidad. Entonces se liberó su espíritu divino,y así pudo por fin realizar la obra redentora por la que había venido a este mundo.
 ¿Qué pensar de esta seductora explicación?

 Juicio doctrinal
 El evangelio de Judas fue justamente calificado de herético por los Padres de la Iglesia,y entre ellos por San Ireneo (Adversus Haereses I 31,1)  y San Epifanio (Herejías XXVI 12,1) El juicio condenatorio de estos preclaros hijos de la Iglesia se basa en la unión hipostática de las dos naturalezas de Jesús,la divina y la humana formando una persona. Es claro entonces que quien muere en la cruz es la segunda persona de la Santísima Trinidad,encarnada. Erróneamente,los cainitas pretendían que lo que murió en la cruz es el cuerpo carnal de Jesús,y que con ello,quedó liberada su divinidad para poder cumplir la misión que el Padre le había encomendado mediante la resurrección.

 La fe católica enseña,además,que los hombres no estamos limitados por la razón para conocer a Dios,sino que gozamos también de la revelación de los misterios escondidos desde la eternidad,como se expresa San Pablo (cfr. Rom 16),revelados últimamente por medio de Jesucristo. Es de este modo,y de otros muchos en el evangelio de San Juan,que Jesús expresa esta verdad: "Yo te bendigo Padre por haber escondido estos misterios a los sabios y entendidos de este mundo,y de habérselos revelado a los más pequeños…nadie conoce al Padre sino el Hijo y aquellos a quienes el Hijo se lo quiera revelar"(Mateo 11,25 – 27) La frase de Jesús deja entender que sólo el orgullo de la razón puede impedir conocer los misterios de Dios.
 En fin. La tradición de la Iglesia que hemos examinado,pone la persona de Judas en un lugar digno,como alguien que sirvió a los designios de Dios y que se arrepintió de su pecado,aunque psicológicamente fue víctima de una desesperación fatal.