50 AÑOS AL SERVICIO DE DIOS

50 AÑOS AL SERVICIO DE DIOS

El 24 de enero de 1970 Monseñor Gregorio Rosa Chávez era ordenado sacerdote por la imposición de manos del entonces obispo de San Miguel, Monseñor José Eduardo Álvarez Ramírez en la Catedral de San Miguel.

La inquietud vocacional de Monseñor Rosa nace a raíz de su padre, Salomé Rosa, quien durante una conversación le dijo “tú traes para sacerdote”. También por las palabras que Monseñor Romero pone en su diario sobre su visita al Seminario Menor antes de morir.

Cuando tenía menos de 14 años visitó el Seminario Menor para hablar de vocación y fue recibido por el Padre Rafael Valladares, amigo de Monseñor Romero, quien lo recibió con ternura y le compartió un libro de la vida de Jesucristo.
La figura de Monseñor Romero, la de Monseñor Rafael Valladares y su padre, Salomé Rosa son las que marcaron la vida del Cardenal Gregorio Rosa Chávez para que en él naciera la inquietud de ser sacerdote.

Es ordenado diácono en 1969 por Monseñor José Eduardo Álvarez, Monseñor Rosa es el primer ordenado por Su Excelencia. Durante el año de 1965 trabajó en el Seminario Menor de la Diócesis de San Miguel. Entre los años 1970 y 1973 fue el Secretario Episcopal de esta diócesis y fue párroco de la Iglesia El Rosario, en la ciudad de San Miguel. Fue rector diocesano del Seminario San José de la Montaña, donde estudió para ser sacerdote. Actualmente es párroco de la Parroquia San Francisco en San Salvador.

Durante un tiempo trabajó de cerca con el ahora santo, San Óscar Romero, luego del asesinato de este, el Cardenal se ha esforzado por pregonar la palabra de Romero y ser uno de los principales promotores de su causa de canonización.

Es nombrado obispo auxiliar de San Salvador por San Juan Pablo II el 17 de febrero de 1982 y consagrado como tal el 21 de mayo del mismo año. Ha trabajado por los más necesitados y ha demostrado ser una persona con una fe incansable.

En el 2017, Dios tenía algo preparado para Monseñor Rosa Chávez, el 21 de mayo de 2017 el Papa Francisco lo nombró Cardenal, siendo el primer salvadoreño en ser llamado a cumplir con ese labor. El 28 de junio del mismo año, el Papa Francisco celebró el consistorio público donde Su Eminencia Reverendísima, Cardenal Gregorio Rosa Chávez recibió su cargo.

Ese mismo año con alegría se celebraba el centenario del natalicio de San Romero y se realizó la primera peregrinación a Ciudad Barrios, tierra natal del santo, actividad que este año se realizará por cuarta vez.
Con su humildad, amor por los más necesitados, alegría e inteligencia el primer Cardenal de El Salvador se ha ganado el cariño no solo de los salvadoreños sino de muchos en el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *