TODOS ARTESANOS DE LA PAZ

Los Obispos de El Salvador,conscientes del momento histórico que vive nuestra Patria,tras casi diez años de padecer la inmisericorde violencia de la guerra,deseamos estimular la esperanza surgida después de la reciente reunión de Presidentes Centroamericanos realizada en Tela (Honduras).
En este espíritu nos dirigimos a diversos sectores del país para expresarles lo siguiente:

1. A todos los Salvadoreños,les invitamos vehementemente a elevar sus oraciones a Dios,para que nos conceda el precioso don de la Paz y a trabajar con generosidad cumpliendo cada uno con sus obligaciones,a fin de superar los efectos de la guerra y de todo terrorismo.

2. A quienes dirigen los destinos de la Patria,les exhortamos a conjugar la responsabilidad y la firmeza con la oportuna flexibilidad y comprensión,de modo que puedan encontrar – dentro del espíritu de la Constitución Política que considera a la persona humana como centro y razón de ser del Estado – el camino que conduzca a la Paz.

3. A las Fuerzas Armadas,les pedimos que,en su responsabilidad de guardar el orden y defender la democracia,sepan siempre respetar la dignidad de la persona humana,aún la de aquellos que no la respetan; pues a pesar de su conducta desviada,han sido creados a imagen y semejanza de Dios.

4. A los dirigentes de los Partidos Políticos,les decimos con el Papa Juan Pablo II,en su Exhortación Postsidonal "Los Fieles Cristianos Laicos": "el fruto de la actividad política solidaria es la Paz" (n. 42),para que,resistiendo a la tentación de anteponer intereses partidistas,busque,con espíritu de sacrificio,la Paz que beneficie a todos.

5. A los alzados en armas,cuya representatividad popular no consta,les recordamos que "el fin no justifica los medios" y que con terrorismo   y acciones violentas,no se ayuda al pueblo salvadoreño ni se puede alcanzar la paz.

6. A las Organizaciones Internacionales de Ayuda Humanitaria,les rogamos vehementemente que tomen en cuenta las necesidades de los salvadoreños desplazados no organizados políticamente,que son cientos de miles  en toda la República.

7. A los profesionales de los Medios de Comunicación Social,tanto nacionales como internacionales,les hacemos un llamado para que informen  con objetividad y equidad,destacando todo lo que contribuya a crear un clima de diálogo y de reconciliación.

8. Terminamos esta Exhortación dirigiéndonos de forma especial a los Católicos de esta nación tan sufrida para que  juntos lancemos,a nivel Nacional,LA CRUZADA DE ORACIÓN POR LA PAZ suplicando al Señor y a su Madre Santísima,la Reina de la Paz,nos concedan este precioso don de la Paz. Pues como dice el Papa Juan Pablo II en la Exhortación anteriormente citada,"nadie puede permanecer indiferente,extraño o perezoso ante todo lo que es negación o puesta en peligro de la Paz" (n. 42)
Con nuestra Bendición,

San Salvador,22 de agosto de 1989,festividad de Santa María Virgen,Reina.

About the author

Deja un comentario