SOBRE LA NOVELA Y LA PELÍCULA EL CÓDIGO DA VINCI

Santa Tecla,11 de mayo del  2006
• La película y la novela «EL CODIGO DA VINCI» se basan en una argumentación ficticia que irrespeta la fe de los cristianos.
• Su peligrosidad se debe a que pretende convertir mentiras en verdades y puede confundir a las personas en su fe.
• Contienen errores que desde hace casi dos mil años las sectas gnósticas propagan y que atentan gravemente contra las verdades mas sagradas para nosotros los cristianos:

1. Afirman que Jesucristo no es Dios,negando así una de las verdades fundamentalísimas de la fe de todos los cristianos,no solo de los católicos.

2. Equiparan,sin juicio critico,datos contenidos en documentos apócrifos de valor dudoso,con datos firmes de la revelación divina contenidos en los Evangelios.

3. Pretenden hacer creer que la Iglesia Católica ha marginado a la mujer desde sus inicios,sin tomar en cuenta la prestancia que se da a la mujer en el Nuevo Testamento,especialmente en el Evangelio de San Lucas.

4. Dejan entender que la Iglesia Católica ha ocultado los documentos apócrifos y,en ese sentido,ha mantenido engañados a sus fieles. La verdad es que tales documentos están y han estado siempre a disposición de cualquier investigador que los quiera estudiar.

5. Pretende deformar la imagen del Opus Dei,presentándolo de una manera odiosa y escandalosa.  El Opus Dei es una Prelatura Personal de la Iglesia Católica,cuya misión consiste en difundir el mensaje de que el trabajo y las circunstancias de la vida son ocasión de encuentro con Dios,de servicio a los demás y de mejora de la sociedad.

Considerando lo anterior,resulta claro que «EL CODIGO DA VINCI» no sólo ataca la fe de los cristianos y nuestros valores mas sagrados,sino que también incita a los enemigos de la Iglesia para seguirla atacando.
Hemos constatado que muchos fieles se preguntan si deberían ver o no esta película,sabiendo que lo que presenta es sólo ficción.  A eso podríamos responder con el siguiente argumento: «si alguien escribe un libro que contiene todo tipo de insultos contra nuestro padre,o nuestra madre,¿lo compraríamos y leeríamos amparados en que lo que allí se dice es "ficción"?»
Si amamos a Jesús,no podemos estar conformes ni promover aquello que lo ofende,calumnia y menosprecia.  Debemos más bien preocuparnos por vivir y comunicar a los demás la doctrina cristiana.
Con un saludo y bendición apostólica.
Los Obispos de El Salvador.