NO MATARAS

Los obispos de El Salvador hemos celebrado nuestra reunión ordinaria los días 17,18 y 19 de enero. Como pastores sentimos la responsabilidad de pregonar la vigencia de la ley divina ante hechos muy graves que han conmovido la conciencia nacional: nos referimos,en primer lugar,al asesinato de Alcaldes por el FMLN y a las amenazas a muerte para obligar a otros a abandonar sus cargos; similar situación están afrontando no pocos Jueces de Paz. Otro hecho preocupante es el reciente uso del arma terrorista conocida como coche-bomba.

El FMLN y los demás grupos violentos afirman que todo su accionar esta motivado por un deseo de buscar la liberación del pueblo. Sin embargo,es claro que este mismo pueblo rechaza los "actos de violencia cometidos abusivamente en su nombre" (Juan Pablo II,Mensaje para la Jornada Mundial de la Paz de 1989,n. 10).

A las voces autorizadas que han condenado categóricamente tales acciones,unimos la nuestra; no podemos callar,ya que el claro precepto del Señor "No mataras" (Ex 20,13),debe estar siempre presente en nuestra conciencia. El Santo Padre acaba de recordarlo: "atacar indiscriminadamente,matar a personas inocentes o llevar a cabo represalias sangrientas no favorece una justa valoración de las reivindicaciones presentadas por las minorías en favor de las cuales pretenden actuar" (ibidem).

La sabiduría de nuestro sufrido pueblo ha experimentado dolorosamente que "ni la pasividad ni la violencia son caminos adecuados para una auténtica paz"(Juan Pablo II,Mensaje para la Jornada de la Paz de 1989,n. 2). La palabra de Dios nos enseña que "al que ama la violencia. El lo detesta" (Salmo 11,5). Por eso terminamos nuestra reflexión llamando a conversión a todos los adoradores de la violencia y animando a los salvadoreños a seguir esforzándonos cada día por ser infatigables "artesanos de la paz".

San Salvador,19 de enero de 1989

About the author

Deja un comentario