COMUNICADO CONFERENCIA EPISCOPAL DE EL SALVADOR

La Conferencia Episcopal de El Salvador reunida en Asamblea Extraordinaria,ante la actual problemática ocasionada por las reformas al sistema de salud,se une a la angustia que vive el pueblo salvadoreño,compartiendo con ustedes lo siguiente:

1. La dignidad de la persona humana,exige el derecho a la salud que,desgraciadamente,se ve conculcada en nuestro país en las actuales circunstancias de dolorosa crisis social.

2. Es evidente la necesaria reforma del Instituto Salvadoreño del Seguro Social,para que cumpla la finalidad para que fue creado: la atención de la salud de los trabajadores salvadoreños.

3. Lamentamos,que se haya acudido a una medida tan extrema como la huelga,que ha causado graves daños a muchos de los derechohabientes.

4. Hacemos un urgente llamamiento a un diálogo franco entre representantes del Gobierno,las Autoridades del Seguro,del Colegio Medico y de los Sindicatos del Seguro Social,teniendo como centro del diálogo el derecho a la salud de los afiliados.

5. Pedimos que en este diálogo prevalezcan estos principios fundamentales:
a) Respeto a la persona humana y de sus derechos;
b) Atención preferencial a los más pobres haciendo efectivo el Principio de Solidaridad
c) Facilitar la participación de los derechohabientes y la participación de entidades al servicio de la salud (Principio de Subsidiaridad).

6. Que se proyecte una mayor cobertura de la seguridad social,para que incluya a los trabajadores que aun no gozan de estas prestaciones.

7. Como pastores de este pueblo creyente,invocamos al Divino Salvador del Mundo,para que el Príncipe de la Paz,ilumine la mente y remueva los corazones de quienes tienen la responsabilidad de decidir sobre este angustioso problema.

Acudimos a la intercesión de María Reina de la Paz,Patrona de El Salvador,e invitamos a todo el pueblo católico a pedir por la ansiada paz social.
Para ello proponemos que el 31 de octubre nos unamos todos en la clausura del Mes del Rosario ofreciendo en cada parroquia esta hermosa plegaria por la solución del problema de la salud que nos agobia.
Dado en San Salvador,a los veinticinco días del mes de octubre de dos mil dos.

Firman los Obispos de la Conferencia Episcopal de El Salvador