CELEBRACIÓN DEL AÑO SANTO MISIONERO

A los sacerdotes,religiosos,religiosas,
A toda la feligresía católica
A toda persona de buena voluntad
Gracia y Paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
En la Solemnidad del Divino Salvador del Mundo,Titular de nuestra Nación,invocamos con fe y fervor al Espíritu Santo,señor y dador de todo bien,para que conceda a nuestro pueblo el gran don de la paz e impulse y anime a la Iglesia,mediante un renovado compromiso misionero,a la proclamación de la Buena Noticia de Salvación.

Teniendo en cuenta que la obra de evangelización es la misión fundamental de la Iglesia como Pueblo de Dios y de cada bautizado,con inmensa alegría les anunciamos el AÑO SANTO MISIONERO,que se celebrará en todas las jurisdicciones eclesiásticas de América Central en preparación al II Congreso Americano Misionero,CAM 2 — VII Congreso Misionero Latinoamericano COMLA 7,que tendrá lugar en la Ciudad de Guatemala en noviembre de 2003.

Preocupa a la Iglesia que una inmensa mayoría de los cristianos bautizados no han tenido la oportunidad de participar en un proceso de educación en la fe y no son conscientes de la riqueza que supone la unión con Cristo Jesús. En esa situación no sienten el compromiso de todo bautizado de contribuir a implantar el Reino de Cristo en el mundo.

En nuestra Provincia Eclesiástica de El Salvador,el Año Santo Misionero se inaugurará en San Miguel el 21 de noviembre,en ocasión de la Solemnidad de la Virgen de la Paz. Convocamos a todo el Pueblo de Dios,para que unidos a sus pastores,iniciemos el proceso de preparación de este gran acontecimiento eclesial.

Que todos,como iglesia,tomemos conciencia de nuestra vocación misionera y aceptemos con alegría la invitación del Señor: "Id por todo el mundo y anunciad la Buena Nueva a toda las gentes" (Mc. 16:15),seguros de que el anuncio del evangelio,como nos dice Juan Pablo II,es el acto de amor más elevado al hombre,a su libertad y a su sed de felicidad.
Que el Divino Salvador del Mundo,y la Virgen de la Paz,nos iluminen,para que vivamos plenamente este tiempo de gracia que será el Año Santo Misionero.

Mons. Fernando Sáenz Lacalle
Arzobispo de San Salvador y
Presidente de la CEDES Mons. Romeo Tovar Astorga
Obispo de Santa Ana y
Secretario de la CEDES