TODO HOMBRE ES UNA VOCACIÓN

TODO HOMBRE ES UNA VOCACIÓN

Todos tenemos una vocación especifica,un camino hacia Dios,trazado desde antes de nuestra historia personal. (Jer 1,5)

Por eso se hace necesario que descubras cual es tu vocación.

¡La misión es de todos!

Si estás interesado en iniciar un proceso de discernimiento vocacional que te lleve a descubrir si eres apto para el sacerdocio,estos son los requisitos:

Haber concluido estudios de bachillerato,o estar por terminarlos.
Estar integrado en el trabajo parroquial
Tener recta intención
Gozar de buena salud
Contar con acompañamiento vocacional
Y tener libertad para hacer una opción y entregarte a tu vocación

¿QUIÉNES SON RESPONSABLES DE PROMOVER LAS VOCACIONES?

¿QUIÉNES SON RESPONSABLES DE PROMOVER LAS VOCACIONES?

En primer lugar,es deber del Obispo,impulsar a su grey y a fomentar las vocaciones,procurar la estrecha unión de todos los esfuerzos y trabajos,ayudar como padre a sus hijos.

En segundo lugar,a los sacerdotes,que muestran un grandísimo celo apostólico a las vocaciones y atraigan así el ánimo de los jóvenes hacia el sacerdocio,con vida humilde,laborioso,amable,llevada con alegría y con la mutua caridad sacerdotal y unión fraterna en el trabajo.

En tercer lugar,le corresponde a la comunidad de los fieles,que debe procurarlo,ante todo,con una vida totalmente cristiana en especial a las familias que llenas del espíritu de fe,caridad y de piedad,son como el primer seminario y las parroquias de cuya vida fecunda participan los mismos adolescentes.

MARÍA MODELO DE VOCACIÓN

MARÍA MODELO DE VOCACIÓN

María como ejemplo de dar un "si" a Dios,no deja de ser la escogida y favorecida del Padre. La humilde nazarena nos dice con su experiencia que a Dios sólo se le puede acoger cuando se tiene un corazón dispuesto a darlo todo por su Hijo,la cual nos ayuda a dar una respuesta generosa,porque su disponibilidad para los planes de Dios nos descubre que ante El los que cuenta no son las grandes decisiones,sino gestos sencillos y cotidianos los cuales manifiestan nuestro abandono y aceptar la voluntar divina. No es decir un "SI" a las propuestas sugeridas por el Señor,tampoco es imposible cuando asumimos el comportamiento de María.

Nadie mejor que Ella nos puede acompañar e instruir en el momento de decidir sobre el rumbo que queremos dar a nuestra existencia.

Que María la Madre de las vocaciones,nos conceda crecer nuestros deseos de entregarnos y que nos ilumine para que a ejemplo suyo y sepamos ser si,personas de alegría,entusiasmo y generosidad,para abrazar sin miedo el proyecto que Dios tiene preparado para cada uno de nosotros.

MENSAJE DEL PAPA SOBRE LAS VOCACIONES

MENSAJE DEL PAPA SOBRE LAS VOCACIONES

"El Reino de Dios se parece a un hombre que echa simientes en la tierra" (Mc 4,26). Es de aquí,que la palabra seminario hace referencia a Cristo.
El termino latino seminarium,proviene de semilla arrojada a la tierra,dice que brota y crece,tanto cuando el hombre vela como cuando duerme.

La analogía con la vocación sacerdotal se impone por si misma. Es como la semilla de Dios,arrojada en la tierra del alma humana,que crece con una dinámica propia. Pero la semilla,para que crezca,debe ser cultivada. El hombre debe sembrar,y también velar para que se desarrolle la semilla:
Y cuando han madurado,debe tomar,la hoz,como afirma Cristo,pues el campo está listo para la siega.

En otra circunstancia Jesús afirma: "La míes es mucha y los obreros pocos. Rogar pues,al Dueño de la míes que envíe obreros a sus míes". También estas palabras hacen referencia al seminario,lugar donde se forman los obreros para la gran míes del reino de Dios,que se extiende a todos los países y continentes. De este modo la Iglesia se consolida en el mundo,a semejanza del gran árbol de la parábola,cuyas ramas dan abrigo a las aves del cielo y al hombre cansado. Que estos versículos nos ayuden a meditar en nuestra vocación al servicio del Evangelio y así ser artesanos de la misión que Cristo desea para nuestro mundo"

MENSAJE DEL SEÑOR ARZOBISPO PARA LAS VOCACIONES

MENSAJE DEL SEÑOR ARZOBISPO PARA LAS VOCACIONES

"Conocemos que,en la Iglesia Latina,de acuerdo con una antiquísima disposición se conserva la Ordenación Presbiteral a hombres célibes o viudos que se comprometen a no casarse,de igual manera hombres y mujeres que abrazan la vida religiosa,hacen de pobreza,obediencia y castidad que comprenden el celibato.

San Pablo hace una apología de esta manera de entregarse al Señor: "El hombre soltero se preocupa de las cosas del Señor y de cómo agradarle; en cambio el hombre casado se preocupa de esta vida y de cómo agradar a su esposa y por eso tiene dividido el corazón"

Gracias a la libertad que supone el no tener responsabilidad de una familia,la iglesia católica cuenta con tantos hombres y mujeres que pueden con gran disponibilidad. Las parroquias y tantos centros de culto,catequesis,instituciones educativas,etc. Jesús vivió célibe y llamo a sus seguidores. Por eso,pidamos al Señor por la pastoral vocacional,ya que necesitamos muchos sacerdotes santos y muchos religiosos que se encarguen de ejercitar tantas obras de misericordia por amor a Dios."

Fernando Saenz Lacalle
Arzobispo de San Salvador